Fuerteventura, vínculo de la cooperación escolar europea

Un total 25 estudiantes de entre 14 y 16 años y 6 profesores provenientes de diversos institutos de Grecia, Alemania e Inglaterra, participaron recientemente con el IES Puerto del Rosario en el segundo encuentro del proyecto ‘Europe-Knowing the past, living the present and creating the future’. El objetivo de esta iniciativa consiste en conocer los valores histórico-culturales y económicos de la relación de Canarias, y más concretamente Fuerteventura, tiene con Europa.

Alumnado y profesorado del proyecto europeo en las escaleras del IES Puerto del Rosario.

El primer día de esta aventura internacional comenzó por la mañana del martes 27, con una serie de presentaciones que el alumnado realizó con el fin de conocer las distintas influencias de las lenguas española, griega, alemana e inglesa. Durante la tarde, pudieron apreciar con sus propios ojos el proceso tradicional de la fabricación del producto canario por excelencia, el gofio, en la molina de La Asomada. Además, conocieron un poco más acerca de la estructura de la molina e incluso pudieron degustar una pella de gofio con aceite y azúcar.

Alumnado alemán durante una de las presentaciones sobre su lengua germánica.

Al día siguiente, el miércoles 28 de enero, realizaron una visita a la villa histórica de Betancuria, primera capital de nuestra isla y primer Allí conocieron el convento franciscano y la iglesia de Santa María. También pudieron visitar en primicia el museo arqueológico, cuyo nuevo edificio todavía no está abierto al público. en el que se pueden ver objetos que te permiten conocer las formas de vida de los primeros pobladores aborígenes de la isla gracias a los paneles informativos, cerámica, maquetas y otros objetos. Después, disfrutaron de una paella en el pinar de Betancuria y, finalmente, presenciaron las fábrica de aloe vera en Tiscamanita.

El molinero de La Asomada enseña al alumnado cómo se amasa el gofio en un zurrón.

El último día transcurrió en el norte, en el municipio de La Oliva, visitando lugares de interés tales como el Museo de La Cilla, dedicado a la difusión de los oficios tradicionales, y la Casa de los Coroneles, que antaño fue símbolo del poder militar en la isla.

Los estudiantes conocieron la fábrica de aloe vera de la localidad de Tiscamanita.

Tanto el alumnado como el profesorado extranjero llegaban a la isla con muchas expectativas de mejorar su inglés, aprender nuevas metodologías de trabajo e incluso de observar la filosofía de los distintos países. Durante el transcurso del proyecto siempre hubo un ambiente positivo lo cual favoreció enormemente el cumplimiento de estos objetivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *