Mi llegada al nuevo centro

Los alumnos de varios centros de educación primaria, procedentes del CEIP Pablo Neruda, CEIP Puerto del Rosario, CEIP de Casillas del Ángel, entre otros, han llegado hace aproximadamente dos meses al IES Puerto del Rosario. 

Como alumna que he llegado este año, me sentí pequeña porque había adolescentes de incluso 16 años y, muy desorientada con la ubicación de las clases. Pero me adapté genial. Todos se preocuparon por nuestra fácil adaptación, tanto cuando entramos al centro como cuando estábamos en sexto de primaria, llevándonos a conocer el instituto antes de entrar a trabajar en él. Araceli, una de las mediadoras del centro, nos preguntó si nos gustaba el IES y si estábamos cómodos en él. 

Yo, personalmente, me siento cómoda en el instituto. Me falta mucho por conocer de las instalaciones, de los profesores y de los compañeros pero, la experiencia ha sido muy agradable para lo incómoda que me la imaginaba.

Me encantan algunas actividades que realizamos, como cuando viene Miss Curly, la nativa estadounidense con la que realizamos actividades dinámicas y juegos; cuando nos dividimos en dos clases en la asignatura de inglés para aumentar el rendimiento de la enseñanza en la segunda lengua extranjera, cuando viene la profesora de matemáticas, Cristina, y hacen los dos profesoras juntas (Gladis y Cristina) actividades dinámicas para dar los contenidos de los últimos temas; la oportunidad de ir una vez en semana al laboratorio, algunas actividades: en las que hay algunos talleres o cursos para mejorar algunos aspectos que no se tratan tanto en las clases habituales…

Lo que más me gusta son los profesores: sus formas de explicar, de dar las clases, las actividades que realizan, las formas de conseguir un buen comportamiento y de hacer que se cumplan las normas. Para mí, lo más difícil o duro, fue que cada profesor tenía unas normas muy diferentes a las de los otros maestros, sobre todo en la libreta.

Es un cambio imponente: es un cambio de lugar, de compañeros, de profesores e incluso de algunas asignaturas que no teníamos en el colegio. Pero ha sido un cambio muy positivo, ya que hemos madurado y estamos creciendo en conocimientos.

En las calles y colegios se escucha con frecuencia cuando se habla del IES Puerto del Rosario que, la diferencia de edad es mucha y otras cosas que eso conlleva. Pero yo, personalmente, estoy tranquila, cómoda y placentera en este centro de educación secundaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *